Calidad y Seguridad | Centro Médico Nacional Infantil en Washington, D.C.

Calidad y Seguridad

Young male doctor lets infant boy grab his yellow stethoscope while dad watches.

En Children's National Hospital, estamos comprometidos a brindar atención médica segura y de calidad a cada paciente en cada visita. Cuando se trata de calidad y seguridad, el trabajo nunca se termina. Estamos dedicados a impulsarnos mutuamente para mejorar continuamente, enfrentar los desafíos más difíciles y compartir nuestros conocimientos con otros.

Estos son algunos ejemplos de cómo mejoramos continuamente el medio ambiente para nuestros pacientes y sus familias.

  • Alentamos a las familias a activar el Equipo de Respuesta Rápida (RRT)

    En el entorno del hospital pediátrico, los padres son quienes mejor pueden velar por la salud y la seguridad de sus hijos. Si un niño empeora repentinamente, el padre o la madre puede hacer una llamada telefónica y activar el Equipo de Respuesta Rápida (la sigla en inglés es RRT). El Equipo de Respuesta Rápida es una red de seguridad de proveedores médicos dedicados, que está formado por un médico de cuidados intensivos, enfermeros, un terapeuta de la respiración y un líder de enfermería, que evaluarán al niño y le darán la atención médica de emergencia necesaria.

    En el otoño de 2018, la Directora de Enfermería Médica Jacqueline Newton, RN, MSN, CPEN, NE-BC, notó que las familias de Children's National no estaban aprovechando este importante recurso. Desde el 2016 solo habían ocurrido unos cuantos eventos activados por la familia. El problema era que el programa no se había dado a conocer ni implementado correctamente. Newton se fijó la meta de difundir información sobre el Equipo de Respuesta Rápida y darles a las familias el apoyo, las habilidades y los conocimientos necesarios para activar un RRT.

    Newtown logró su meta mediante la implementación de algunas medidas clave, como poner letreros en todas las habitaciones de los pacientes con una explicación de cómo llamar a un RRT, colaborar con los operadores en un guión para las llamadas RRT y alentar al personal de enfermería a promover el programa. Desde la implementación de estos cambios en noviembre de 2018, el hospital ha visto un aumento en la cantidad de familias que indican que saben cómo informar al equipo sobre problemas. Además, debido a que las familias están más familiarizadas con el Equipo de Respuesta Rápida, están mejor equipadas para actuar a favor de sus hijos y trabajar con el personal del hospital para asegurarse de que sus hijos reciban la mejor atención posible y de la manera más segura.

  • Reducción de las extubaciones no intencionales en la UCIN

    Las extubaciones no intencionales o el desplazamiento accidental de un tubo respiratorio en un bebé son el cuarto evento negativo más común en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) del país. Las extubaciones no intencionales pueden conducir a traumatismo de las vías aéreas, sangrado y colapso cardiovascular.

    Un equipo liderado por la directora médica de la UCIN de Children's National, Lamia Soghier, M.D., encontró algunas soluciones simples que disminuyen las tasas de extubación no intencional en más de la mitad.

    "Estos bebés tienen necesidades de atención complejas, pero la solución para reducir las tasas de estos eventos potencialmente mortales fue la implementación de una serie de cambios simples para estandarizar lo que hacemos, por ejemplo, cómo fijamos con cinta adhesiva el tubo endotraqueal a la boca del niño, cómo posicionamos al bebé durante las radiografías y a quiénes incluimos en las rondas diarias, cuando el equipo médico habla sobre los planes de atención de los pacientes intubados," explicó la Dra. Soghier.

    El equipo también implementó evaluaciones a pie de cama en las 72 horas siguientes a una extubación no intencional para determinar los factores contribuyentes, como cinta adhesiva suelta o húmeda, y redujo la frecuencia de las radiografías de tórax de los recién nacidos.

    El resultado fue una disminución de las extubaciones no intencionales en un 60% en el transcurso de 10 años, lo que le ahorró al hospital aproximadamente $1.5 millones por año. El equipo de la Dra. Soghier no solo mejoró la seguridad, sino que también redujo el gasto global en atención de la salud del hospital.

  • Mejora del proceso de verificación quirúrgica

    Los equipos de Children’s National trabajan arduamente para asegurar que la seguridad sea la prioridad principal en todo lo que hacen. Prestar atención a todo evento de seguridad, por más pequeño que sea, puede ayudar a mejorar el proceso antes, durante y después de una intervención, por lo que captar los eventos de seguridad quirúrgica es esencial para nuestro personal.

    Recientemente, un equipo de Children’s National desarrolló una forma integral de optimizar el sistema para captar y tratar los eventos de seguridad quirúrgica. El programa se llama Verificación quirúrgica escalonada de Children's. Silvia Espinal, MSN, RN, una gerente de mejora de la calidad quirúrgica, tiene un papel principal en el equipo de verificación y dice que emprender el programa no fue tarea fácil, pero los esfuerzos lo valen para brindar la mejor atención.

    El trabajo de Silvia incluye la colaboración con distintos departamentos para revisar los casos quirúrgicos marcados por un evento de seguridad, de acuerdo con las métricas establecidas por el Colegio Americano de Cirujanos. Ella recopila, organiza y vigila los datos para determinar las oportunidades de mejora. El nuevo programa de verificación mejora la habilidad del hospital para identificar eventos de seguridad quirúrgica, que luego pasan por revisiones en varios niveles de varias disciplinas.

    Silvia y su equipo observaron un aumento de 14% en la capacidad de captar eventos entre junio y octubre de 2018. Debido a este éxito, el Colegio Americano de Cirujanos les otorgó el premio del mejor resumen en pediatría y también los invitó a compartir el trabajo con otros hospitales pediátricos en el futuro.

  • Optimizamos las órdenes de alta condicional

    El día del alta es muy emocionante para nuestros pacientes jóvenes. Finalmente pueden regresar a casa con sus amigos y familiares después de haber estado en el hospital. Para que el proceso de alta sea más sencillo para el personal del hospital, los pacientes y sus familias, Children's National tiene lo que se conoce como "Alta Condicional". Esto permite a los médicos realizar órdenes de alta varias horas, o incluso días, antes del alta real, lo cual permite que el equipo de atención y la familia completen tareas como el papeleo, los preparativos de atención domiciliaria y el transporte, por lo que el alta puede ocurrir tan pronto como los criterios clínicos especificados se cumplen.

    Sin embargo, la Directora de Gestión de Recursos Clínicos, Kathleen Rigney, MSN, RN, CCM, en colaboración con su equipo, se dio cuenta de que la mayoría de las órdenes de alta condicional (CDO) en Children's National se escribían una o dos horas antes de la hora aproximada del alta. Al no usar correctamente las órdenes de alta condicional, los médicos no estaban optimizando el flujo de pacientes del hospital.

    Rigney estableció una meta para aumentar el porcentaje de órdenes de alta condicional escritas al menos seis horas antes de la hora aproximada del alta para pacientes ortopédicos en la Unidad de Cuidados Quirúrgicos, y mantener ese aumento durante al menos 6 meses. Trabajando con el personal del hospital, ella y su equipo se aseguraron de que los equipos de atención y el personal del hospital estuvieran bien capacitados en el proceso de las órdenes de alta condicional, y que los médicos se esforzaran por identificar a los pacientes de alta condicional durante sus rondas matutinas.

    Rigney logró su meta y sus estrategias han sido tan eficaces que ahora se usan para todos los pacientes de la Unidad de Atención Quirúrgica, la Unidad Cardíaca y Renal y los equipos de médicos Hospitalistas de Children's National.

  • Redujimos el uso de vancomicina en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN)

    La vancomicina es un antibiótico que se usa para combatir a las bacterias resistentes a los antibióticos, como el Staphylococcus aureus (MRSA) resistente a la meticilina. Pero la vancomicina también puede causar daño renal si se usa durante más de 48 horas, por lo que es importante usarla solo cuando es necesario, porque hay antibióticos alternativos mejores y más seguros para la mayoría de las situaciones.

    Como directora del programa de administración de antimicrobianos en Children's National, Rana Hamdy, MD, MSCE, MPH registra el uso de antibióticos en el hospital. Cuando la Dra. Hamdy se percató de la cantidad de vancomicina que se estaba usando en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), descubrió que el departamento estaba recetando el antibiótico casi tres veces más que otros hospitales, a pesar de que las tasas de infecciones por MRSA eran muy bajas.

    Con esta información, la Dra. Hamdy formó un equipo multidisciplinario compuesto por neonatólogos, personal de enfermería de la UCIN, expertos en enfermedades infecciosas y farmacéuticos. Su objetivo era reducir el uso de vancomicina en la UCIN en un 50% en un año y mantener ese nivel durante al menos otro año. El equipo estableció e implementó varias intervenciones, incluida la estandarización de proceso que usa el hospital para tratar varios tipos de infecciones, la inclusión de farmacéuticos en el proceso de revisión de antibióticos y la educación de los médicos sobre el uso de antibióticos.

    En un año, el uso de vancomicina en la UCIN se redujo en un 60%. Antes del proyecto, un bebé por semana padecía daño renal relacionado con la vancomicina, pero en los seis meses posteriores a la última fase del proyecto, no hubo ningún episodio de daño renal relacionado con vancomicina en la UCIN. Como beneficio adicional, el uso de otros antibióticos en la UCIN también disminuyó en aproximadamente un 20%.