Programa Internacional de Segunda Opinión a Distancia | Centro Médico Nacional Infantil en Washington, D.C.

Programa Internacional de Segunda Opinión a Distancia

Young family looking at computer

El Programa Internacional de Segunda Opinión a Distancia (RSO, por sus siglas en inglés) del Children’s National Hospital les ofrece a usted y a su hijo acceso a destacados especialistas pediátricos del hospital, para que puedan informarse de sus opciones antes de tomar decisiones sobre los cuidados del niño, sin tener que salir de su país.

Nuestro programa ofrece:

  • Un equipo de admisión clínica que lo ayudará en cada uno de los pasos del proceso
  • Un proceso sencillo para que pueda enviar la información clínica y los estudios radiológicos de su hijo por Internet
  • La revisión médica hecha por especialistas pediátricos del Children’s National
  • Un informe médico integral por escrito de segunda opinión
  • El seguimiento después de dada la segunda opinión y asistencia con las derivaciones

Cómo funciona el Programa de Segunda Opinión a Distancia

Uno de nuestros expertos pediátricos revisará la información médica de su hijo, que incluye informes radiológicos y anatomopatológicos. Luego, compilará los resultados en un informe integral por escrito que compartirá directamente con su médico local.

  • Debido a requisitos normativos, nuestro programa solo permite que las opiniones se intercambien entre médicos. Las familias deben proporcionar la información de contacto de su médico local para que podamos enviarle el informe final. Su médico local puede revisar y analizar la segunda opinión con usted y su familia. Las familias también pueden hablar con nuestro equipo de Servicios Globales para obtener más información.
  • Los honorarios de la segunda opinión comienzan en $1,000 y pueden aumentar en función del número de especialidades que se consultan y si se solicita una revisión de radiografías o informes anatomopatológicos.
  • En este momento, el pago del Programa de RSO corre totalmente por cuenta de los pacientes. Todos los cargos se deben pagar al momento de solicitar el servicio, y recibirá el recibo de la transacción.

Cómo enviar una solicitud de segunda opinión a distancia

  • Paso 1: Derivación de un paciente

    Completar y enviar la información clínica y demográfica del paciente en el Formulario de acceso para pacientes internacionales. Para poder completar el formulario necesita contar con la siguiente información:

    • Información demográfica del paciente 
    • Historia clínica en inglés: No aceptamos historias clínicas en otros idiomas por el momento.

    Una vez enviada la información demográfica general, se lo dirigirá a una página segura para cargar sus informes médicos en inglés. Si tiene estudios por imágenes, nuestro equipo le dará un enlace para transferirlos después de la revisión inicial.

  • Paso 2: Designación de un experto

    El equipo de servicios globales revisará los expedientes y se comunicará con el equipo especializado adecuado para designar un especialista experto que emita la opinión. Se solicitará más información según sea necesario para brindar comentarios que sean valiosos.

  • Paso 3: Revisión de la información médica

    El equipo de Servicios Globales enviará el informe escrito por correo electrónico de 7 a 10 días hábiles después de la recepción de la documentación solicitada y el pago de la segunda opinión. Si lo solicita podemos programar una videoconsulta entre el médico de Children’s National y el médico que deriva al paciente.

Comuníquese con nuestro equipo de Servicios Globales

Para obtener más información sobre el Programa Internacional de Segunda Opinión a Distancia, contáctenos al +1-202-476-5778 o envíenos un mensaje de correo electrónico a globalservices@childrensnational.org.

Descargo de responsabilidad

El Children’s National ofrece segundas opiniones como un recurso de asesoramiento médico y recomendaciones de tratamiento a los pacientes o familias que desean obtener una segunda opinión sobre sus afecciones médicas. Este servicio es distinto del servicio de diagnóstico que generalmente brinda un médico. Esto se debe a que el médico que presta este servicio no tendrá el beneficio de contar con la información que obtendría si examinara al paciente en persona, observara su estado físico o realizara las pruebas de diagnóstico conforme a las especificaciones del médico. Por lo tanto, es posible que el médico no conozca datos o información que podrían incidir en su opinión sobre el estado del paciente. En algunos casos, estos datos pueden ser esenciales para la opinión. El Children’s National no asume responsabilidad alguna frente a posibles errores en la opinión, que podrían surgir debido a historias clínicas faltantes, incompletas, ilegibles o con errores de traducción o a imágenes de mala calidad.